29 may. 2008

SOLO FALTAS TU


Anochece en Sierra de los Padres.
en los Nogales todo es silencio, calma, quietud,
solo se escuchan los pájaros, benteveos, calandrias, horneros, gorriones,
buscando su lugar donde dormir.
El sol presuroso se va escondiendo , pero aún acaricia con tenues rayos
los surcos del sembradío cual un cuadro perfecto,
respetando el desnivel de las sierras.
Los mil y un verdes de los eucaliptus , de los altísimos y delgados álamos,
de los pinos, de los tomates que ya empiezan a madurar
y el perfume de las flores, de las amapolas, de las Santa Rita,
del jazmín del aire.
Los perros juguetean por el parque y una suave brisa mueve el armonizador
generando un bello sonido de campanas.
Algún que otro grillo empieza a emitir su sonido,
las primeras estrellas asoman titilantes en el cielo
mientras una luciérnaga intenta competir con ellas.
los sapos entienden que ésta es la hora de salir de los escondrijos
y lentamente la luna menguante va apareciendo en el cielo.
El cosmos está en orden.
Todo está en perfecta armonía.

Solo faltas tú....... amor mío.

Solo faltas tú.