27 ago. 2011

MUERTE DIGNA PARA CAMILA

Silvia, la mamá de Camila fué recibida en el Senado de la Nación ayer.
La madre de la niña de dos años, fué para explicar su dolorosa experiencia de vida y para pedir a los legisladores nacionales la sanción de una ley que autorice el retiro del soporte vital y permita una muerte digna a su hija, quien permanece en estado vegetativo desde su nacimiento, internada en un centro de salud.

"Todos afirman y confirman que el estado de la niña es irreversible", afirmó la mujer, y manifestó que también denunció ante el ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación que a su hija "no se le permite una muerte digna".

Silvia, de 37 años, busca el retiro del soporte vital que permite respirar y alimentarse a su hija, quien permanece en estado vegetativo internada desde 2010 en un Centro de salud en Buenos Aires.

El siguiente es el poema que escribió Carlos Sánchez papá de Camila para contar también, desde el dolor, el drama que soporta principalmente Camila :


Camila no habla, pero dice.

Camila no mira, pero hace ver.

Camila no llora, pero esparce lágrimas.

Camila no ríe, pero valora la alegría.

Camila no piensa, pero enseña.

Camila no suspira, pero nos alienta.

Camila no ama, pero enamora.

Camila no se mueve, pero moviliza.

Camila no muestra, pero nada oculta.

Camila no reclama, pero sabe resistir.

Camila no saborea, pero es dulce.

Camila no parpadea, pero nos abre los ojos.

Camila no oye, pero nos escucha.

Camila no trabaja, pero dignifica.

Camila no anda, pero abre caminos.

Camila no decide, pero invoca decisiones.

Camila no escribe, pero educa.

Camila no juega, pero es una niña.

Camila no agita, pero conmueve.

Camila no crece, pero alarga esperanzas.

Camila no duerme, pero nos despierta.

Camila no respira, pero purifica el aire.

Camila no arma, pero desarma corazones.

Camila no condena, pero hará justicia.

Camila no come, pero alimenta almas.

Camila no grita, pero derrota sorderas.

Camila no recuerda, pero tiene un futuro.

Camila no acusa, pero los perdona.

Camila no salta, pero derriba témpanos.

Camila no busca, pero siempre nos encuentra.

Camila no bebe, pero calma la sed.

Camila no reza, pero predica.

Camila no abraza, pero nos contiene.

Camila no canta, pero es música.

Camila no calla, pero silencia.

Camila no pinta, pero todo lo ilumina.

Camila no besa, pero acepta todos los besos.

Camila no puede ser juzgada, porque es un ángel.

y los ángeles pertenecen a Dios.

(Ella puso albas donde aún hoy habita la oscuridad, mañana lo seguirá haciendo, enarbolando la bandera de los inocentes.)

Carlos R. Sánchez