19 abr. 2009

NO TE QUEJES


No te quejes nunca de ser lo que eres.
Piensa que dispones de un patrimonio enorme: tu propia vida.
Piensa que si quieres hacer de ella algo bueno… puedes hacerlo.
Es cierto que a veces hay circunstancias adversas.
Es cierto que muchos problemas conspiran contra ese deseo de ser más, de ser mejores.
Es cierto que a veces nos falta dinero, que a veces nos falta tiempo, que a veces nos falta salud, que a veces nos falta amor.
Pero también es cierto que siempre tenemos la posibilidad de dar algo de nosotros mismos.
¿Dar qué?
Es muy simple.
A veces basta con dar una palabra, con dar una sonrisa.
Basta con saludar cordialmente al vecino, con reprimir un ataque de mal humor, con suavizar una aspereza.

Los seres humanos tenemos ese precioso don: darnos.
El verdadero sentido de la caridad está en esa entrega tácita y cotidiana, en ese sentirnos parte de una humanidad plena, en ese saber que no podemos vivir egoístamente, aislados unos de otros.

Por eso … no te quejes de ser lo que eres.
Eres mucho .
Eres tu cuerpo y tu alma.
Eres esa capacidad de entrega por la cual puedes comprender y hacerte comprender.
Eres tu mismo…pero también eres los demás, desde que sin ellos no vales nada.
Y quejarte de lo que eres.. es quejarte de la vida, de los sentimientos, de la convivencia, de la humanidad entera.
Nadie tiene derecho a ello.

No te quejes, entonces.
Trata de vivir dándote.
Y verás que la generosidad, la belleza y el amor están en todas partes.