29 sept. 2008

COMPARTIR


Felíz Cumpleaños
Felíz aniversario, mi amor!

Tres años ya, tres años desde ese momento en que decidimos compartir nuestras vidas
Con muchos momentos hermosos y con otros no tanto, pero juntos.

Compartir
Compartir mi vida con vos no solo implica estar con alguien, sino es estar en un constante aprendizaje.
Gracias, gracias por caminar de tu brazo, por jugar como chicos, por los mates compartidos, por las siestas compartidas, por las largas caminatas,
por debatir acerca de la vida, por compartir el gusto por la buena música, por el arte, por la lectura que te deja enseñanzas, por el silencio.
Por sentir que llegaré a mi vejez con vos a mi lado, compartiendo todos y cada uno de los momentos que la vida nos brinde.


Gracias… te amo


Silvia

24 sept. 2008

LIBRE


Corres libre por la orilla del mar
La cabeza alta, desafiante, tus largas crines al viento
Tus ojos atentos otean el horizonte
Las orejas dirigidas al frente
Por tus fauces abiertas ingresa el aire salado y despides tu cansancio.
Tu hermosa negrura contrasta con la blanca espuma y resalta la mancha de tu frente
Sos libre, vas libre, libre de ataduras, de cargas humanas, de mochilas.
Disfrutas de esa inmensidad, de esa soledad, de ese silencio solo roto por el ruido de tu galope al hundirse en las olas que rompen en la orilla.
No parece que alguien te haya domado, montado, sometido, atado.
Te admiro, quiero guardar esta imagen dentro de mí, y preguntarme.
Es posible acaso que pueda sentirme así??



PD: Dedicado a todos aquellos que como yo aman los caballos
Si haces clik en la imagen puedes verla en tamaño real

22 sept. 2008

VERDADES?


El día más bello?
HOY
La cosa más fácil?
EQUIVOCARSE
El mayo obstáculo?
EL MIEDO
El mayor error?
EL ABANDONO
La raíz de todos los males?
EL EGOISMO
La distracción más bella?
EL TRABAJO
La peor derrota?
EL DESANIMO
Los mejores profesores?
LOS NIÑOS
La primera necesidad?
COMUNICARSE
Lo que más te hace felíz?
SERLE UTIL A LOS DEMAS
El mayor misterio?
LA MUERTE
El peor defecto?
EL MAL HUMOR
La persona más peligrosa?
LA MENTIROSA
El peor sentimiento?
EL RENCOR
El mejor regalo?
EL PERDON
Lo más imprescindible?
EL HOGAR
La ruta más rápida?
EL CAMINO CIERTO
La sensación más agradable?
LA PAZ INTERIOR
Una protección efectiva?
LA SONRISA
El mejor remedio?
EL OPTIMISMO
La fuerza más potente del mundo?
LA FE
Las personas más necesarias?
LOS PADRES
La más bella de todas las cosas?
EL AMOR…………...

19 sept. 2008

CÓDIGO DE HONOR DE LAS CIBER-RELACIONES






Para todas mis amigas/os de la red

Felíz Primavera!!!

Buen fin de semana!!!












1.- Detrás de un nick hay una persona humana, que siente, que sufre, que ríe y que llora. Trátala como si la tuvieras delante de ti, pues sino puede verte, puede sentirte.

2.- No la engañes, tarde o temprano acabará dandose cuenta. No la subestimes porque no pueda mirarte a los ojos mientras le hablas.

3.- Si quedas con ella muéstrate tu misma.... detrás de tu nick también hay una persona que siente... no cambies de actitud, no tengas una doble personalidad que lleve a confusiones.

4.- Se clara... expresa claramente tus intenciones... lo que buscas... lo que esperas... tus temores... tus dudas...

5.- No juegues con sus sentimientos, le harás mucho daño y, acabarás arrepentido quizás demasiado tarde.

6.- Si quedas con el/ella, deja las cosas claras desde el principio, es mucho mejor saber a qué atenerse.

7.- Cuídala/o

8.- Busca algo diferente en el/ella que le/la haga especial.

9.- Si en verdad le/la quieres... entrégate como si siempre hubiera estado a tu lado.

10.- Aprovecha la oportunidad de poder conocer a las personas por dentro antes que por fuera... que no te dé miedo decir lo que sientes, pero sé muy sincera... este medio es real, aunque distante... pero acerca a las personas mucho más de lo que te imaginas. Jamás, repito, jamás juegues con las personas... acéptalas, habla claro y elige.






15 sept. 2008

ESENCIALMENTE HERMOSA


Ser amada es ser esencialmente hermosa
Es que el lunar en el hombro sea visto por él como una piedrecilla de ónix engarzada en la piel.
Es que la cicatriz en el vientre, sea un bordado de hilo de seda rosa que señala el camino de sus besos.
Que puedas despojarte de todos los temores que da la imperfección porque cada centímetro de tu cuerpo es parte de su amor, porque cada una de tus células le pertenece, porque eres suya como son suyos sus propias manos, su propia piel, su propio cuerpo.
Hablando de la mujer que ama, un amigo me confió:
“No es que mi pensamiento la disfrace ni la transforme. Ella es así y así la veo. Son sus ondas de luz las que me llegan, es su olor y su voz y su manera de moverse, las marcas en las comisuras de su boca, su agitación cuando camina rápido, sus enojos repentinos, sus celos, sus ganas de que la abrace, su miedo a envejecer.
Y lo que nos pertenece lo cuidamos, lo protejemos, lo salvamos airosamente de las comparaciones. Me da ternura ver como se cubre el vientre porque cree que puede parecerme ridículo. Obviamente hay mujeres hermosas, jóvenes, perfectas, fácilmente abordables…. Pero solo las veo, no las miro. Es como ver pasar una nube de mariposas ó un ramo de flores. Alegran un momento los ojos, pero uno no se enamora de la nube ó del ramo”.
Le pregunté a mi amigo si él cree que todos los hombres sienten así, Y el me respondió con otra pregunta:
Como sienten la mujeres?
Oh!! Nos gusta mirar a un hermoso hombre, pero el corazón se apura en nuestro pecho cuando vemos que viene caminando hacia nosotras el hombre que queremos.
Es por él que me angustio cuando tarda en llegar, que me da miedo si discute con alguien.
La marea de su mirada me da tormenta y paz y lo que voy recogiendo a lo largo del día es el botín para su cesta: el sol dormido en la orilla de una rama en la plaza, el vestuario orgulloso en la vidriera, el murmullo de rezos en la blanca capilla, un olor a junquillos color oro, pensamientos que se zambullen como peces en mi cerebro.
Cuando nos encontramos a veces no le doy todo lo que junté para él, pero igualmente está y le pertenece, podrá tomarlo cuando lo desee.
¡Es que me da vergüenza mostrar que siento tanto…!
Mi amigo se sonríe y me comenta que a él le pasa lo mismo.
Y llegamos a la conclusión de que son los temores lo que complican todo y lo entorpece.
Fuimos educados en el temor al ridículo, al que dirán, en el ocultamiento sistemático de nuestra sensibilidad para no parecer débiles ó cursis, nos avergonzamos de tener un grano en la nariz, de que vean nuestras lágrimas emocionadas, pero nadie parece tener vergüenza de las fotos trágicas y de los titulares de las primeras planas de los diarios.
Con mi amigo estamos totalmente de acuerdo en algo:
Ser amado es Ser Esencialmente Hermoso para Alguien

QUE SIEMPRE SEPAS DAR, EXPRESAR Y RECIBIR AMOR




PD: Quiero dedicar este bello texto de Poldy Bird, en primerísimo lugar a mi misma, y a todas las mujeres que como yo, sufren o han sufrido una “enfermedad” destructiva.
COMPLEJO DE INFERIORIDAD. Un beso y gracias



8 sept. 2008

LA RESPUESTA QUE BUSCABAS


¿Qué pasa en tu interior?
Te esforzaste demasiado. Superaste tus límites. Fuiste más allá de lo posible.
Subiste a la cima con tu último aliento, confiando en lo no visible, y aún no sale el Sol.
¿Acaso es desilusión lo que muestran tus ojos? ¿Estás preguntándote de que sirvió tanto sacrificio?
Aunque pueda parecerte una locura, la respuesta la encontrarás al descender de la montaña.
Comprendo que puedas enojarte. Tanto dolor y entrega para subir y ahora hay que bajar.
¿Suena incomprensible, no? ¿Por qué la sonrisa se escapó de tu rostro? ¿Descender suena a derrota? ¿No ver el Sol implica que subir no valió la pena?
Este es el instante en donde se ponen a prueba las enseñanzas recibidas.
Cada paso que te animes a dar te volverá más luminoso.
Ascender es animarse a dejar. Descender es retomar lo dejado sin apegos. Si creíste que subiendo trascendías la opinión de los demás, sólo bajando, y reuniéndote con quienes te criticaban, podrás saber si lograrás moverte sin que las palabras te hieran.
¿Crees que así estás retrocediendo?
El que baja no es el mismo que quien sube.
La montaña que uno asciende no es la misma por la que uno desciende.
La transmutación ocurre en múltiples direcciones. No hay separación entre el hombre y la montaña.
La verdad no anida en las alturas, allí sólo se consigue mayor claridad para poder percibirla. Subir y bajar son excusas para movilizarnos y mantenernos despiertos.
El Sol que fuiste a contemplar no se veía con los ojos. Ahora lo sabes, podrías haberlo visto sin dar un solo paso. Sólo tenías que mirar en la dirección correcta, hacia el centro exacto de tu propio corazón.
Si ascender te humaniza, descender te otorga alas. Nada podrá retenerte ahora.
Sos libre como el viento. Aunque desde abajo no lo parezca, la trampa más sutil está en la cima. Ahora que regresaste, conoces la respuesta: sólo descendiendo se asciende más alto. Porque se trasciende al apego a la cima.
Esta es la respuesta que buscabas para volver a sonreír.



3 sept. 2008

AMAR A UN SER HUMANO – UN REGALO PARA TODOS...


Amar a un ser humano es aceptar la oportunidad de conocerlo verdaderamente y disfrutar de la aventura de explorar y descubrir lo que guarda más allá de sus máscaras y sus defensas; contemplar con ternura sus más profundos sentimientos, sus temores, sus carencias, sus esperanzas y alegrías, su dolor y sus anhelos; es comprender que detrás de su careta y su coraza, se encuentra un corazón sensible y solitario, hambriento de una mano amiga, sediento de una sonrisa sincera en la que pueda sentirse en casa; es reconocer, con respetuosa compasión, que la desarmonía y el caos en los que a veces vive son el producto de su ignorancia y su inconsciencia, y darte cuenta de que si genera desdichas es porque aún no ha aprendido a sembrar alegrías, y en ocasiones se siente tan vacío y carente de sentido, que no puede confiar ni en si mismo; es descubrir y honrar, por encima de cualquier apariencia, su verdadera identidad, y apreciar honestamente su infinita grandeza como una expresión única e irrepetible de la Vida.

Amar a un ser humano es ser suficientemente humilde como para recibir su ternura y su cariño sin representar el papel del que nada necesita; es aceptar con gusto lo que te brinda sin exigir que te dé lo que no puede o no desea; es agradecerle a la Vida el prodigio de su existencia y sentir en su presencia una auténtica bendición en tu sendero; es disfrutar de la experiencia sabiendo que cada día es una aventura incierta y el mañana, una incógnita perenne; es vivir cada instante como si fuese el último que puedes compartir con el otro, de tal manera que cada reencuentro sea tan intenso y tan profundo como si fuese la primera vez que lo tomas de la mano, haciendo que lo cotidiano sea siempre una creación distinta y milagrosa.

Amar a un ser humano es también atreverte a establecer tus propios límites y mantenerlos firmemente; es respetarte a ti mismo y no permitir que el otro transgreda aquello que consideras tus derechos personales; es tener tanta confianza en ti mismo y en el otro, que sin temor a que la relación se perjudique, te sientas en libertad de expresar tu enojo sin ofender al ser querido, y puedas manifestar lo que te molesta e incomoda sin intentar herirlo o lastimarlo.
Es reconocer y respetar sus limitaciones y verlo con aprecio sin idealizarlo; es compartir y disfrutar de los acuerdos y aceptar los desacuerdos, y si llegase un día en el que evidentemente los caminos divergieran sin remedio, amar es ser capaz de despedirte en paz y en armonía, de tal manera que ambos se recuerden con gratitud por los tesoros compartidos.

Amar a un ser humano es ir más allá de su individualidad como persona; es percibirlo y valorarlo como una muestra de la humanidad entera, como una expresión del Hombre, como una manifestación palpable de esa esencia trascendente e intangible llamada "ser humano", de la cual tu formas parte; es reconocer, a través de él, el milagro indescriptible de la naturaleza humana, que es tu propia naturaleza, con toda su grandeza y sus limitaciones; apreciar tanto las facetas luminosas y radiantes de la humanidad, como sus lados oscuros y sombríos; amar a un ser humano, en realidad, es amar al ser humano en su totalidad; es amar la auténtica naturaleza humana, tal como es, y por tanto, amar a un ser humano es amarte a ti mismo y sentirte orgulloso de ser
~ una nota en la sinfonía de este mundo~.