16 nov. 2010

EN BUSCA DE LA MUJER SAGRADA


¿COMO PODRIA SENTIRME feliz sin estar en contacto directo y unificado con mi esencia?

Escogí vestirme con este cuerpo de mujer, santuario sagrado donde estoy ascendiendo al fuego de la vida.


Estoy despertando a mi Sol interior, esta centella de mujer sagrada y poderosa. Mi templo es femenino, naturaleza, tierra, donde contemplo las estrellas, la danza de las nubes, el atardecer, multicolores escenarios por donde fluye el río de la energía cósmica.

Estoy despertando..., y quiero compartir este maravilloso amanecer, juntas vamos a subir a la montaña sagrada de la humildad, a purificar nuestros cuerpos en los ríos y contemplar el suave alborecer de la divina fuerza solar en nuestro corazón - estrella.

Soy Mujer.

El papel más divino y espiritual que la naturaleza reserva al ser femenino.


Renata Marson