28 nov. 2008

ALMA DESNUDA

Me sentí tan identificada con este bellísimo poema de Ivette Rivera Morales, que quise publicarlo para que lo disfruten, y dedicárselo a mi amiga Angélica del blog EL ANUM



Yo fui alma desnuda que buscó cubrirse el cuerpo
con cualquier cosa en el externo
para no sentir el frío interno.

Yo fui alma desnuda en pena
necesitada de aprobaciones ajenas.
Desconocía que mi alma solo deseaba
mi calor para sentirse verdadera.

Yo fui alma desnuda hasta que probé descubrirme.
Caminé por mi interior.
Reconocí que mi valor es solo mío.
Que quiero aprender a sanarme en amor.-

Yo fui alma desnuda hasta que sentí mi interior.
Fui alma desnuda que eligió curarse.
Fui alma desnuda que eligió amarse.

Fui alma desnuda hasta que reconocí
mi dolor viejo, seco, amargo.
Decidí curarlo sintiendo y llorando.

Ahora me apoyo en mí, soy tan mía como mi esencia.
Ahora soy alma de amor propio, honestidad, pureza.
Ahora soy alma repleta de vida, fe y abundancia.
Ahora soy alma de amaneceres, ríos, mares y lluvia.

Ahora soy alma de fuerza nueva
que siente,consuela, expresa, abraza y ríe.
Ahora soy alma de comprensión, compromiso, realidad.

Ahora soy una, mi alma y yo
las dos juntas en una misma mirada.