30 mar. 2009

MI CUARTO CAMINO


Dijo Buda:

Hay cuatro caminos para desarrollar la vida espiritual

EL PRIMER CAMINO

El primer camino es rápido y placentero.
En él, la apertura y el soltarse llegan con naturalidad,
como un nacimiento fácil, acompañado de alegría y éxtasis.


EL SEGUNDO CAMINO

El segundo camino es rápido pero doloroso.
En él podemos enfrentarnos a una poderosa experiencia de
cercanía con la muerte, un accidente, o la pérdida insoportable
de alguien amado.
Este camino pasa por una puerta en llamas para que aprendamos a soltarnos.


EL TERCER CAMINO

El tercer camino es gradual y acompañado de placer.
En esta forma de progreso espiritual la apertura y el soltarse suceden
a lo largo de un período de años, generalmente con facilidad y deleite.

EL CUARTO CAMINO

El cuarto es el más común de los caminos, también es lento y gradual,
Pero tiene lugar predominantemente a través del sufrimiento.
Las dificultades y la lucha son un tema recurrente, y a través de éstas es que gradualmente aprendemos a despertar.



Tú , en cual te encuentras?

23 mar. 2009

SILENCIO Y QUIETUD


Cuando pierdes contacto con la quietud interior, pierdes contacto contigo mismo. Cuando pierdes contacto contigo mismo, te pierdes en el mundo.


Tu sentido más interno de ti mismo, tu sentido de quién eres, es inseparable de la quietud. Ése es el Yo Soy que es más profundo que el nombre y la forma


La quietud es tu naturaleza esencial. ¿Qué es la quietud? El espacio interno o conciencia en el que las palabras de esta página son percibidas y se convierten en pensamientos. Sin esa conciencia, no habría percepción, ni pensamientos, ni mundo.


Tú eres esa conciencia, disfrazada de persona.


El equivalente del ruido externo es el ruido interno del pensamiento. El equivalente del silencio externo es la quietud interna.


Cuando quiera que haya silencio a tu alrededor, escúchalo. Esto significa que, simplemente, has de darte cuenta de él. Préstale atención. Escuchar el silencio despierta la dimensión de quietud dentro de ti, porque sólo la quietud te permite ser consciente del silencio.


Observa que en el momento de darte cuenta del silencio que te rodea, no estás pensando. Eres consciente, pero no piensas.


Cuando te das cuenta del silencio, se produce inmediatamente ese estado de serena alerta interna. Estás presente. Has salido de miles de años de condicionamiento colectivo humano.


Mira un árbol, una flor, una planta. Deja que tu conciencia descanse en ellos. ¡Qué quietud manifiestan, qué profundamente enraizados están en el Ser! Permite que la naturaleza te enseñe la quietud.


Cuando miras un árbol y percibes su quietud, tú mismo te aquietas. Conectas con él a un nivel muy profundo. Te sientes unido a cualquier cosa que percibes en y a través de la quietud.

Sentir tu unidad de ti mismo con todas las cosas es verdadero amor.


Eckhart Tolle

15 mar. 2009

SER HUMANO


Ser humano es ser una posada
Todas las mañanas llega alguien nuevo.

Una alegría, una depresión una mezquindad,
despertamos, momentáneamente a algo nuevo
Como acogemos a un visitante inesperado.

Recíbelos y atiéndelos a todos
aunque sean un montón de penas
que barren violentamente tu casa
y la vacíen de muebles.

Aún así, trata a cada húesped de manera honrosa.
Tal vez te esté preparando
para algún nuevo deleite.

El pensamiento sombrío, la vergüenza, la malicia
ve a recibirlos a la puerta, con una sonrisa
e invítalos a entrar.

Agradece a quienquiera que llegue
Porque todos has sido enviados
como guías del más allá.


Poeta persa Rumi

9 mar. 2009

EL CAMINO HACIA LA LIBERTAD INTERIOR

Un cuento tradicional sueco nos da un atisbo de una fase de ese viaje

Debido a percances sufridos por sus padres, una joven princesa de nombre Aris debe desposarse con un temible dragón.
Cuando el rey y la reina se lo dicen, ella teme por su vida. Pero recuperando la sangre fría, va más allá del mercado en busca de una mujer sabia, que ha criado a doce hijos y a veintinueve nietos, y conoce dragones y hombres.
La mujer sabia le dice a Aris que por cierto debe casarse con el dragón, pero que hay una determinada manera de acercarse a él.
Entonces, le da instrucciones para la noche de bodas. En especial, le ordena a la princesa que lleve diez hermosos vestidos, uno sobre otro.
Se realiza la boda. Hay una fiesta en el palacio, tras la cual, el dragón se lleva a la princesa al dormitorio. Cuando el dragón avanza hacia su novia, ella lo detiene, diciendo que debe quitarse con cuidado el traje de novia antes de ofrecerle su corazón. Y él también, agrega ella (siguiendo las indicaciones de la mujer sabia) debe quitarse su traje. A lo cual el dragón accede de buen grado.
“A cada capa de ropa que yo me quite, tú debes quitarte también una” Y la princesa se quita el primer vestido y observa al dragón que se quita su capa exterior de escamas. Aunque es doloroso, el dragón ya lo ha hecho antes, periódicamente. Pero entonces, la princesa se quita otro vestido, y en seguida otro. El dragón ve que cada vez debe arrancarse una capa más profunda de escamas. Con el quinto traje, el dragón comienza a derramar copiosas lágrimas de dolor. Pero la princesa continúa.
A cada capa sucesiva, la piel del dragón se vuelve más tierna y sus formas se suavizan. Se vuelve más y más ligero. Cuando la princesa se quita el décimo vestido, el dragón suelta el último vestigio de su forma de dragón y surge un hombre, un hermoso príncipe cuyos ojos brillan como los de un niño, liberado al fin del antiguo hechizo que lo había transformado en dragón. La princesa Aris y su nuevo esposo se entregan entonces a los placeres del lecho nupcial, para cumplir con el último consejo de la mujer sabia de los doce hijos y los veinticinco nietos.


Como en un sueño, todas las figuras del cuento pueden encontrarse dentro de nosotros. Encontramos al dragón con sus escamas y a la princesa, a la abuela sabia, al rey y a la reina irresponsables, al príncipe oculto y a lo desconocido que había lanzado un hechizo hace tiempo. Lo que el cuento revela desde el principio es que el sentido del viaje no es el de entrar en la luz. Las fuerzas de nuestra historia humana y de nuestro apego son tenaces y poderosas. El camino hacia la libertad interior requiere que las atravesemos.
Es doloroso arrancarse las escamas, y los dragones que vigilan el camino son feroces. Se necesita la inspiración de los ángeles; hace falta zambullirse en el mar de lágrimas.

7 mar. 2009

FELIZ DIA DE LA MUJER


Soy mujer.


Mi templo es femenino, naturaleza, tierra, donde contemplo las estrellas, la danza de las nubes, el atardecer, multicolores escenarios por donde fluye el río de la energía cósmica.


Mujer a tu corazón le hablo.


Que tus palabras sean flores, que de tu mirada broten cataratas de luces perfumadas, conviertiéndote en un regalo para los demás .


Mujer, es lo invisible de tí lo más importante, no importan lo que otros vean en tí.


Lo esencial es invisible a los ojos.


Solo los corazones abiertos sabrán reconocerlo.





Chamalú Munamauta





2 mar. 2009

MI BLOG CUMPLE UN AÑO


Hace justamente un año atrás, un día de 2 de marzo como hoy, me iniciaba en este mundo increíble, fascinante, de hacerme de amigos a través de la red.
Las resistencias fueron muchas, mi pareja me insistía, me insistía, y yo me negaba sistemáticamente hasta que dije, y bueno, porque no probar.
Obvio, la puesta a punto de todo la hizo y la hace él.
Yo me dediqué a hacerme de amigos, personas que aunque estén tan lejos, las siento tan cerca, de lugares también tan distantes uno de otro, aunque confieso que los españoles son mayoría.
Quiero nombrarlos a todos, agradecerles que estén ahí, que siempre tenga algo que aprender de cada uno, decirles que los tengo siempre presentes, y que los llevo en mi corazón.
Los amigos que he cosechado en este fructífero año son:
SENDIEVA //ANGELICA
MARIA DURGA// LOLA
LUNA //VIRGINIA
PATRULLICH// FELITO
ANGELITO// SOL LUNAR
VICTOR //JUAN CARACOLES
SOLCITO// SEISITO
SILVIA //TERESA
MARYSOL// ANIHOA
MARIA JESUS //MARIA LUZ
CAMPANILLA //SHANTY
HNA JOSEFINA //BUSCADORA DEL SER
MAR //ART DULAC’S
FAIR LADY //PERFECTA ARMONIA

Gracias, muchas gracias
Los incluyo a todos en un sincero y gran abrazo.
Silvia