16 feb. 2011

CONVERSANDO CON EL ALMA


La quietud es vital para el mundo del alma.

Si la adquieres a medida que envejeces, descubrirás que puede ser una gran compañera.

Los fragmentos de tu vida tendrán tiempo para unirse, los lugares donde tu alma protectora está herida o rota podrán curarse o juntarse.

Podrás volver a tu yo.

En esta quietud podrás conversar con tu alma.

Muchas personas se pasan por alto a sí mismas durante el trayecto de su vida.

Conocen a otras personas, lugares, destreza, trabajos, pero lo trágico es que jamás se conocen a sí mismas.

La vejez puede ser un hermoso momento para conocerte, acaso por primera vez.

T. S Eliot dijo que:

"El fin de toda nuestra exploración
será llegar al lugar de donde partimos
y conocerlo por primera vez."

John O' Donohue