25 mar. 2011

MADUREZ versus LIBERTAD?


CONFIESO QUE HE VIVIDO……

Y esto no es un plagio al título del libro de Neruda.

Es simplemente la verdad.

Exactamente en un mes estaré cumpliendo 62 años.

Desde muy joven la búsqueda de la libertad se transformó para mí en algo casi obsesivo.

Tantas veces, tanto tiempo, me he sentido como un preso arrastrando mis tobillos encadenados, como un pájaro en una jaula, como un perro con la cadena, como la mariposa en la red.

LIBERTAD, LIBERTAD, DONDE ESTAS????

Hoy, AQUÍ / AHORA, siento que junto con la madurez, esa libertad está llegando, la estoy viendo, la estoy sintiendo, de a poquito, pero está ……. Ya les iré contando…

Leyendo un libro me encontré con estos versos del Poeta Mexicano Octavio Paz, me sentí tan identificada que quiero compartirlo con ustedes.



Con gran dificultad y avanzando de un milímetro por año, tallo un camino en la piedra.


Durante milenios he gastado mis dientes y roto mis uñas para llegar allí, al otro lado, a la luz y el aire libre


Y ahora que mis manos sangran y mis dientes tiemblan, inseguro en una cueva, doblegado por la sed y el polvo, me detengo a contemplar mi obra.


He pasado la segunda parte de mi vida, quebrando las piedras, taladrando los muros, derribando las puertas, quitando los obstáculos que coloqué entre la LUZ Y YO, en la primera parte de mi vida.

Gracias

Silvia















18 mar. 2011

VOLVER...

A veces siento que nunca termino de volver.

Volver a mi casa…. a mi morada, a la manada de la que habla Clarissa Pinkola Estés.

Dice mi amiga Marga: Partir es duro, cuando se deja atrás todo lo que llevamos en nuestro corazón, pero al llevarlo con nosotros, permanece para siempre... como si nunca nos hubiéramos ido.

Será que no lo llevaba conmigo? O que no termino de verlo?

He sido una nómade toda mi vida, sin muchos ejemplos a seguir, o solo el del sacrificio, el de que otros decidan por mi , sin rebelión, sin guías, sin pedir, sin hacerle saber al otro qué estaba necesitando, solo instinto, cortos períodos de compartir familia, afectos.

Yendo y viniendo.

Mitad de la infancia en un lugar, sin juegos, sin muñecas, sin abrazos

Adolescencia en otro, sin amigos, ni bailes, ni fiesta de quince, ni colegio, ni universidad.

Juventud en otro, sin novios, sin regalos, sin piropos, trabajando para sustentarme, atraída por la idea de que lo mejor era estar muerta.

Adultez en otro, viendo algunas luces, empezando a encontrar el camino de mi crecimiento interior que creo es lo que siempre más me importó, terapias, lecturas, talleres, meditación, yoga, taí chi, tratando de enraizarme definitivamente en un lugar externa e internamente.

Y la madurez….


Silvia



11 mar. 2011

LE DECIAN “SEMILLO”


Su pelo renegrido, lacio, muy corto y con flequillo enmarcaban su carita redonda de ojos negros como uvas , dándole un cierto aire de varón.

Le gustaban los lugares con forma de cueva, le gustaba contemplar la naturaleza, sentarse en la parte de atrás de la casa y observar la rapidez con que el sol se perdía tras el horizonte.

Se quedaba mucho tiempo allí, soñando, soñando quizás con otros lugares, con otra vida, a veces solía tener alguna revista entre sus manos donde miraba a las artistas y deseaba ser linda y famosa como ellas.

También disfrutaba tirarse panza abajo en el lote de alfalfa mordisqueando el cabito de las flores para sentirle el sabor, mientras viajaba, vaya a saber porque lugares desde su mundo de ocho años.

O caminar descalza por los charcos de agua que quedaban después de la lluvia, jugando con sus hermanos y oteando el cielo para ver aparecer el arco iris en todo su esplendor, mientras el olor de las tortas fritas lo inundaba todo.

Le gustaba levantarse temprano y acompañar a su mamá cuando iba a ordeñar y poder tomar el primer vaso de leche espumoso y calentito.

En esos momentos se sentía segura y perdía los miedos.

Miedo a las sombras, a los truenos, a los relámpagos, a los animales muertos, a los perros, miedo, miedo, miedo.

El mismo miedo que sintió aquella fría mañana, tan lejana, tan viva cuando decidió? decidieron? que se fuera a vivir con la “patrona” a la gran ciudad, enorme casa, gentes desconocida, maestra particular.

Esa era la “otra vida”?

O la vida era aquella que contenía la imagen que durante años la acompañó, la llenó de dolor, la paralizó.

La imagen de verse a si misma de rodillas en la parte de atrás del auto, sus ojitos negros llenos de lágrimas, mirando por la luneta como rápidamente se iban desdibujando y desaparecían, su casa, sus hermanos, su papá, su mamá, su vida.

Silvia


"Semillo" soy yo, lo mismo quién está en primer plano en la fot
o

3 mar. 2011

VACACIONES!!!!!!.....

Por unos días iré a meter mis huesitos en las aguas termales de Federación – Entre Ríos –Argentina.

Y mi cabeza en las aguas de la meditación y la paz.

Los voy a extrañar, pero quiero contarles que a mi vuelta voy a tratar de hacer algunos cambios en mi espacio.

Mi amiga Alimontero me sugería el otro día porque no posteaba algo desde mí.

Con respecto a eso quiero aclarar que:

Cuando comenzé mi blog allá por Marzo del 2008, escribía desde mí, pero dejé de hacerlo por varias razones:

Me cuesta mucho no ser referencial.

A causa de eso tuve problemas con el que era mi pareja en ese momento.

Contestaba todos los comentarios pero llegó un momento que no me daban los tiempos, quizás porque trabajaba aún en relación de dependencia.

Y algo que me hizo sentir muy mal, varios amigos a quienes tenía un gran cariño y aprendía tanto de ellos cada vez que publicaban sus reflexiones, dejaron de publicar o de estar en la red: María Durga, Sendieva, Thot , Victor Montufar, Angelito, etc, etc, no quiero olvidarme de tantos que ya no están más.

A partir de ahí, todo lo publicado por mí lleva el nombre del autor, pero responde exactamente a lo que yo pienso, a lo que siento, haciéndolo así porque me da la sensación que de la otra manera, los blogeros se cansan ó llega un momento que no saben que publicar.

O no, no lo sé, es por eso que voy a intentar volver a mi estilo de antes, para ver que pasa.

Lo peor que pueda ocurrir es que me pase lo mismo, solo que no tengo ni la menor idea de dejar mi blog, solo será volver a lo que estoy ahora.

Un abrazo desde el amor para todos, nos vemos a la vuelta. Y GRACIAS!!!!

Silvia