13 feb. 2010

PLENITUD.....


El camino de la vida conduce a la plenitud, cualquiera sea su fin.
(...) Cuando un hombre está sólidamente amarrado a sus anclas, deja de preocuparse por la exactitud de las cosas, del comportamiento de sus hermanos, del bien y del mal, de lo justo y de lo injusto.
Si sus raices se hunden en la corriente de la vida, flotará como un loto, se abrirá y dará su fruto.
Recibirá su alimento tanto de arriba como de abajo; tendrá sus raices cada vez más profundamente sumergidas y no temerá más los abismos que las cimas..
La vida que está en él encontrará su expresión en el crecimiento, que es un proceso sin fin, eterno.
No tendrá miedo de desaparecer como la hierba de los campos, pues la declinación y la muerte forman parte del crecimiento.
Henry Miller