30 dic. 2008

¡¡¡FELIZ AÑO!!! El Año 2009 será el “Año del Búfalo


No sé si a mucha gente le interesa esto del horóscopo chino.

A mi me parece interesante y como yo soy Búfalo les dejo esto como saludo de Fin de Año

Eres Búfalo si naciste en:
1925,1937,1949,1961,1973,1985,1997

Un abrazo a todos y Felicidades



El Año 2009 será el “Año del Búfalo”, entre los doce animales que componen el horóscopo milenario de los chinos, el Buey ocupa el segundo lugar, ya que fue engañado por la hábil rata, quien se valió de su bondad e inocencia, para ocupar el primer puesto del horóscopo, según cuenta una de las leyendas más conocidas de su origen.
El Búfalo representa la nobleza y la seguridad personificada, ambas características son la base del trabajo, algo que el Búfalo hace más que bien, ya que es “el trabajador incansable”, tomando a partir de aquí las pautas que regirán el próximo año 2009.
Los Búfalos son un símbolo de la paciencia, la bondad y la laboriosidad, son tranquilos y muy agradables de ser tratados, su presencia en cualquier ámbito trasmite seguridad y confianza, por lo cual son muy valorados en cualquier área de la sociedad, se podría decir que su lema es “mejor que hablar, es hacer”, definiéndolos como retraídos o poco habladores, por lo tanto de ellos solo se puede esperar progresos, siendo la predicción más generalizada para el año 2009, que se va a encontrar regida por este maravilloso y seguro Búfalo.
Para si mismo será un año de concreciones, de todo el trabajo que vino realizando, tal vez lenta pero concienzudamente, será el año de la cosecha para los nacidos bajo sus nobles características, representando a la vez traslados o viajes que tendrán su origen en el aspecto laboral.
Deberá prestar mucha atención a su salud, ya que si bien goza de una energía inagotable, no esta demás cuidarse en todos los aspectos, como la alimentación, evitando excesos o comidas dañinas del tipo chatarra, ya que viajará mucho y esto trae consigo este tipo de consecuencias, a nivel físico el estrés será su enemigo, por lo tanto deberá hacer uso al máximo de su característica calma y estabilidad.
A nivel familiar la abundancia traerá bienestar, el cual deberá saber equilibrar para disfrutarlo a pleno con los suyos, sin olvidar que este es el nivel de la vida más importante para el Búfalo, la familia.
En el Amor las realizaciones también se verán concretadas, siendo el mejor año para comenzar con la creación de una familia.

20 dic. 2008

NOCHE DE PAZ


Noche de Paz, Noche de Amor……. Nochebuena

Las palabras del villancico giran junto al
árbol de Navidad como mariposas alrededor de la luz.
Noche de Paz, Noche de Amor….
Pensemos en ellas, en su significado profundo,
en su sentido verdadero…
Noche de Paz… Que esa paz anide en los corazones,
en el hogar , en el mundo…
Noche de Amor. …. Que ese amor sea sentido,
compartido, eternizado…
La Nochebuena no dura tan sólo el lapso en el que el reloj
desgrana doce campanadas, entre el veinticuatro
y el veinticinco de Diciembre.

La Nochebuena se repite todas las noches.
Y el milagro del nacimiento de Cristo se reitera
en cada niño que nace en el mundo.
Paz y Amor están en todas partes, en todo momento.
Deben estar.
Deben crecer en nuestras almas como árboles de Navidad.
Deben salir de nosotros y tocar a los que nos rodean.
Deben volar como palomas hacia todas partes.
Deben transformarse en realidad.

Noche de Paz, Noche de Amor
Nochebuena.
Todas las noches…. Nochebuena

Para todos mis amigos Con mis mejores deseos

12 dic. 2008

CAMBIO YO, CAMBIA EL MUNDO


Esa mañana cuando salió de su casa, su hijo le había pedido que jugara un ratito con él. Como siempre, él tenía que ir a la empresa, tenía que atender a los vendedores, tenía que reunirse con otros empresarios, tenía que hacer un sinfín de llamados telefónicos… y no tenía tiempo para jugar con su hijo de seis años que se lo reclamaba desde hacía varios días.
El hombre le prometió que a la vuelta del trabajo jugarían un ratito con el tablero de damas que tenía el niño.
Al volver a las ocho, el niño estaba esperándolo casi como si hubiese estado todo el tiempo, con su tablero en la mano.
- ¿Vamos a jugar papi?- le dijo.
- No hijo… lamentablemente tengo muchas cosas que hacer, no he podido terminar con el trabajo y me lo he traído a casa.
- Pero es que tú me prometiste – dijo el niño.
- Si, yo te lo prometí pero no puedo jugar porque tengo mucho por hacer.
- Pero tú me dijiste… y… entonces me mentiste…
- No mentí hijo, es que de verdad he estado muy ocupado el día de hoy y…
- Juguemos un ratito a las damas por favor, por favor….

Viendo que nada podía hacer para convencer al niño, el padre dijo:
- Dame quince minutos que voy a tratar de acomodar unas cosas y vuelvo. Luego jugaremos a las damas.
- ¡Ufa! – dijo el niño
El padre se fue y a los quince minutos exactos el niño estaba junto a él solicitándole nuevamente, con el tablero en la mano que jugaran un rato.
- Oye, te dije que tenía trabajo para hacer – dijo el padre.
- Si pero tú me prometiste, y me mentiste y yo quiero jugar y…

No sabiendo ya que hacer, el padre vio sobre su mesa de trabajo una revista. En la tapa de la revista había un mapa del mundo, un planisferio.
Arrancó rápidamente la tapa con el mundo y lo cortó con una tijera en una cantidad de formas diversas.
Tomando los pedazos de papel le dijo a su hijo:
- Mira, esto es un rompecabezas del mundo. Tienes que poner cada país en su sitio. Si tú pones cada país en su sitio y armas el mundo adecuadamente, entonces, habrás ganado el juego.
- Tú tienes que armar este rompecabezas, cuando lo tengas bien armado, con cada país en su lugar, entonces, jugaremos a las damas.
- ¡Ufa! – dijo el niño, tomó las piezas y se fue a su cuarto.

El hombre pensaba: no habiendo visto nunca una planisferio, ¿cómo podría armarlo? Tardaría horas. Cuando finalmente lo armara, si es que todavía seguía despierto, entonces jugaría un rato para compensarlo.
Siete minutos exactos después el niño entró en el cuarto. Traía en su mano el mapamundi perfectamente armado con todos los países pegados con cinta adhesiva.
- Vamos a jugar papi

El hombre no tenía excusa y dijo:
- Si claro. Pero antes contéstame una pregunta, porque yo no entiendo, tú nunca viste un mapa del mundo, tú no sabes nada de los paises ni siquiera dónde va cada uno: ¿cómo pudiste armar el mapamundi?

El niño dijo:
- Yo nunca ví un mapamundi, pero cuando tu quitaste la hoja – justo antes de romperla – yo ví que del otro lado de la página había un señor así que yo armé al hombre … y el mundo se armó solo.


Jorge Bucay

En vez de querer armar al mundo, hay que armar al individuo, para que luego el mundo se arme solo – Lao Tzu

5 dic. 2008

EL CAMINO DEL AMOR

Los hombres las prefieren guapas. A las mujeres les gustan los hombres fuertes.
¿ Son ciertos estos tópicos? Para amar de verdad deberemos superar los estereotipos de género y abrirnos a lo diferente.

Me amas?, pregunta ella. " Si, claro, ¿es que lo dudas?", responde él, mitad asombro mitad fastidio. "¿Por qué entonces no me lo decis nunca?", replica ella. Él aumenta su desconcierto:
"Pero es que ya te lo he dicho" . Ahora es ella quien se sorprende: "¿ Cuando?", pregunta. "Aquella noche, cuando comenzamos nuestra relación, ¿ya no te acuerdas? contesta él.Sí ella lo recuerda, pero necesita que él se lo reafirme todas las veces que pueda. Él no siente que deba hacerlo mientras sus sentimientos no cambien. ¿Significa que las mujeres están comprometidas con el amor o será que hombres y mujeres aman y manifiestan este sentimiento de una manera diferente? Me inclino por la segunda opción.
El amor no es de hombres ni de mujeres sino de ambos. El sentimiento amoroso es un tema humano esencial que, como tantos otros, está enmarcando en mitos y mandatos de género. Éstos han terminado por hacernos creer a todos que, en cuanto al vínculo con el sexo opuesto, las mujeres buscan el romanticismo y los hombres, la pasión sexual.





LA PRESIÓN DE LOS ESTEREOTIPOS:
Lo cierto, lo único verdaderamente natural, es que tanto hombres como mujeres amamos o deseamos. Pero los benditos estereotipos diseñados por la cultura hacen que, para alcanzar el amor, muchas veces las mujeres deban mostrarse siempre accesibles y dispuestas en el plano sexual. Y que los hombres, para arribar al encuentro sexual que el modelo masculino les exige, deban elaborar discursos y adoptar actitudes románticas que no siempre son verdaderas.
Tanto el romanticismo como la sexualidad son esenciales y necesarios en una relación amorosa, pero al quedar determinadas como "especialidades" -femeninas en un caso, masculinas en el otro-, acaban por disociar la emocionalidad de varones y mujeres. Guiados por estos moldes de género, los hombres suelen enamorarse de los aspectos externos de una mujer. Así, las mujeres, acatando el código, se esmeran en que sean esos aspectos los que resalten.
Ellas por su parte, se enamoran de la galantería protectora, de los atributos de poder-a veces más evidentes, otras veces más sutiles- del varón. De su ternura, sí, pero siempre que vaya a caballo de la fortaleza. Y esto es lo que los varones tratan de exhibir, mayoritariamente, cuando desarrollan su poder de seducción para que las mujeres perciban antes su potencia-física, económica...- que su sensibilidad.

EL CAMINO HACIA EL AMOR:
Pero también ocurre que, a medida que conocemos al otro verdadero, en tanto accedemos a todas sus luces y sus sombras, lo elegimos y lo aceptamos, accedemos al amor. Así como el enamoramiento es desconocimiento, el amor es conocimiento. No todo enamoramiento acaba en amor, pero sí todo amor pasó por el enamoramiento. Para llegar al amor, a menudo se nos exige que salgamos de nuestros estrechos moldes de género, que abramos nuestras mentes, cuerpos y corazones al encuentro con lo diferente, que pongamos el acento antes en el encuentro que en la búsqueda. Cuando nos permitimos trascender los estereotipos, aparece el otro o la otra como alguien opuesto y complementario. Podemos descubrir que alguien es deseable por otros atributos más allá de los físicos y evidentes o que alguien es protector y fuerte aunque carezca de músculos y fortuna.
Descubrimos que el deseo es también femenino y que el romanticismo es también masculino, y que se expresan de un modo distinto, pero siempre auténtico, en unas y en otros. Tanto en las acciones como en las palabras.


Sergio Sinay