15 sept. 2008

ESENCIALMENTE HERMOSA


Ser amada es ser esencialmente hermosa
Es que el lunar en el hombro sea visto por él como una piedrecilla de ónix engarzada en la piel.
Es que la cicatriz en el vientre, sea un bordado de hilo de seda rosa que señala el camino de sus besos.
Que puedas despojarte de todos los temores que da la imperfección porque cada centímetro de tu cuerpo es parte de su amor, porque cada una de tus células le pertenece, porque eres suya como son suyos sus propias manos, su propia piel, su propio cuerpo.
Hablando de la mujer que ama, un amigo me confió:
“No es que mi pensamiento la disfrace ni la transforme. Ella es así y así la veo. Son sus ondas de luz las que me llegan, es su olor y su voz y su manera de moverse, las marcas en las comisuras de su boca, su agitación cuando camina rápido, sus enojos repentinos, sus celos, sus ganas de que la abrace, su miedo a envejecer.
Y lo que nos pertenece lo cuidamos, lo protejemos, lo salvamos airosamente de las comparaciones. Me da ternura ver como se cubre el vientre porque cree que puede parecerme ridículo. Obviamente hay mujeres hermosas, jóvenes, perfectas, fácilmente abordables…. Pero solo las veo, no las miro. Es como ver pasar una nube de mariposas ó un ramo de flores. Alegran un momento los ojos, pero uno no se enamora de la nube ó del ramo”.
Le pregunté a mi amigo si él cree que todos los hombres sienten así, Y el me respondió con otra pregunta:
Como sienten la mujeres?
Oh!! Nos gusta mirar a un hermoso hombre, pero el corazón se apura en nuestro pecho cuando vemos que viene caminando hacia nosotras el hombre que queremos.
Es por él que me angustio cuando tarda en llegar, que me da miedo si discute con alguien.
La marea de su mirada me da tormenta y paz y lo que voy recogiendo a lo largo del día es el botín para su cesta: el sol dormido en la orilla de una rama en la plaza, el vestuario orgulloso en la vidriera, el murmullo de rezos en la blanca capilla, un olor a junquillos color oro, pensamientos que se zambullen como peces en mi cerebro.
Cuando nos encontramos a veces no le doy todo lo que junté para él, pero igualmente está y le pertenece, podrá tomarlo cuando lo desee.
¡Es que me da vergüenza mostrar que siento tanto…!
Mi amigo se sonríe y me comenta que a él le pasa lo mismo.
Y llegamos a la conclusión de que son los temores lo que complican todo y lo entorpece.
Fuimos educados en el temor al ridículo, al que dirán, en el ocultamiento sistemático de nuestra sensibilidad para no parecer débiles ó cursis, nos avergonzamos de tener un grano en la nariz, de que vean nuestras lágrimas emocionadas, pero nadie parece tener vergüenza de las fotos trágicas y de los titulares de las primeras planas de los diarios.
Con mi amigo estamos totalmente de acuerdo en algo:
Ser amado es Ser Esencialmente Hermoso para Alguien

QUE SIEMPRE SEPAS DAR, EXPRESAR Y RECIBIR AMOR




PD: Quiero dedicar este bello texto de Poldy Bird, en primerísimo lugar a mi misma, y a todas las mujeres que como yo, sufren o han sufrido una “enfermedad” destructiva.
COMPLEJO DE INFERIORIDAD. Un beso y gracias



16 comentarios:

SILVIA dijo...

silvia
que bello escrito, por dios me ha encantado, me he emocionado mucho con tu dedicatoria , yo siempre tube complejo de inferioridad,timidez , hoy con los años lo supere bastante, pero en mi adolecencia sufri muchisimo.
gracias amiga por este hermosos post
besitos

Silvia García dijo...

Silvia
Gracias por estar, como dices tú el dolor que se siente es indecible, se siente en el alma, uno trabaja y trabaja para mejorarlo pero siempre quedan resabios, yo es el día de hoy, cuando siento que mi pareja me está observando,de repente me encuentro pensando, oh Dios, me está mirando la naríz o la boca, en vez de pensar, me está mirando el alma, que siento es lo más bello que tengo.
Un abrazo

Aguabella dijo...

Cuando era jovencita tuve todos los complejos del mundo y más que me los inventaba yo misma, hoy con la madurez todo esta superado.

Cuando amas y te aman no hay defectos todo es bonito, lo malo es cuando hay desamor, es entonces cuando los ojos se abren y comienzan a ver aquello que antes no veian, una pena pero somos asi.

Yo sigo viendo a mi pareja con el corazón y espero seguir asi.

Un beso

Silvia García dijo...

Que lindo lo que dices Aguabella, pero bueno, también hay que aceptar que no todos podemos a veces actuar así, y no es realmente porque no se quiere, sino porque no se puede.
Un abrazo anorme

Virginia Giussani dijo...

Nunca amamos a nadie: amamos, sólo, la idea que tenemos de alguien. Lo que amamos es un concepto nuestro, es decir, a nosotros mismos.

Fernando Pessoa (1888-1935) Poeta portugués

Maria Jesús dijo...

Pues sí, mi vida. No debemos dejarnos vencer por nuestros miedos y es muy importante que las personas que nos aman nos valoren por lo que somos. Como siempre, tus posts es una maravilla y me siento identifiada con él pues pienso que, a veces, sentimos complejos por lo estereotipada que resulta la sociedad en lugar de aceptar a cada uno simplemente tal cual es.

Sendieva dijo...

Bueno por entrar dentro de este grupo de mujeres gracias por dedicarmelo, aunque imagino que con la edad eso se vea de distinta manera. También hay muchos hombres que sufren esto, aunque la sociedad parece que no les exiga tanto.

Yo siempre intento decir y expresar lo que siento, no me importa como lo vean los demás, quizás solo lo oculte cuando se que si lo muestro es para que me hagan daño, pero sino, no.

Es muy cierto que cuando amas o te aman se ve distinta a la persona parece que te encantan las virtudes y los defectos que pueda tener se ven tan leves que no importan, lo bonito es conseguir que siempre te vea así, y tu a él, que no un día se despierte y esa cicatriz sea más grande que nunca...

Precioso lo que escribiste, como siempre mi hermosa amiga, muchos besitos y abrazos para ti.

Silvia García dijo...

Virginia
Es un honor para mi que me hayas visitado, yo estuve por el tuyo y quedé encantada, destila creatividad y buen gusto.
Lo mismo que estas palabras maravillosas y tan ciertas de Fernando Pessoa.

Silvia García dijo...

Querida María Jesús
Para mi es un placer que pases a visitarme porque es como que cada vez que lo haces, el lugar queda impregnado de tu dulce presencia de tu palabra sincera, tranquila,justa.
Claro que es bueno que nos valoren pero el trabajo esta en nosotros, cuanto creemos que valemos.

Silvia García dijo...

Eva María
Siempre que publico algo espero ansiosa tu comentario, es como si lo que dices, fuera lo que me da la pauta de como son las cosas.
Tienes razón que con la edad se ve distinto, pero no te olvides que los complejos físicos que cuando sos joven te martirizan, al ir madurando se agravan, entiendo que el mayor avance se logra en cuanto a la parte espiritual, justamente cuando ya podés mirar al otro con los ojos del amor. Como sábes, yo todavía sufro esto de no poder decir lo que me pasa, espero poder lograrlo antes de que deje este mundo.
Y si algún día me levanto y la persona que está a mi lado ve la cicatríz que antes no veía, será porque dejó de quererme, y nada se puede hacer al respecto, en mi caso no preguntar, no cuestionar, solo llorar, solo sanar, y después, volver a empezar.
Gracias por estar ahí, un beso

Solcito dijo...

Silvia: que hermoso el texto y que cierto!!! Cuando amamos los defectos físicos son irrelevantes, cuando yo miro a "esa" persona, miro más allá, no su aspecto..

Me incluyo en tu dedicatoria, je. A veces tiendo a subestimarme a infravalorarme... que gran problema ese!!

Un beso muy grande!!

PD: ya te contesté en mi blog, pero por las dudas, sí, elegí el poema pensando en alguien...

luna dijo...

!Hola Silvia! ya he llegado de mis vacaciones y me encuentro con un post maravilloso.

De que manera tan tierna dices los defectos del cuerpo que a mi modo de ver, son virtudes y que bonito es el amor del hombre que con sus manos te van acariciando el cuerpo poniendo amor y ternura u curandolas con un beso esas cicatrices que algún dia aparecieron en tu cuerpo.

besitos

luna

Silvia García dijo...

Solcito
Mi pregunta existencial es:
porque cuando miro al ser que amo no veo sus defectos?, y cuando me están mirando a mí, siempre siento un deseo instintivo de cubrirme físicamente y evalúo que mis virtudes internas no son vistas??.
Será como dices que me subestimo, me infravaloro???, claro que es un problema..
Un beso

Silvia García dijo...

Luna
Que lindo verte de nuevo por
aquí.
Y que cierto es esto de lo bonito del amor de un hombre que cura tus heridas y cicatrices con caricias y con besos.
Un abrazo

Sendieva dijo...

Gracias mi peciosa amiga, siempre por aquí estaré... te quiero.

Luis Corado dijo...

Ustedes la mujeres con el simple hecho de voltearnos a ver con esa mirada penetrante, nos incitan y nos hacen vernos obligados a caer en esas múltiples tentaciones que en un cierto punto nos rodean.

Y esque ustedes saben que son hermosas...

Me ha encantado tu post, y te agradezco el tiempo que te tomó visitar mi blog, sabes que eres siempre bienvenida.

Regresaré pronto, muy lindo tu blog, cuidate, un fuerte abrazo y un beso, con cariño.