23 mar. 2009

SILENCIO Y QUIETUD


Cuando pierdes contacto con la quietud interior, pierdes contacto contigo mismo. Cuando pierdes contacto contigo mismo, te pierdes en el mundo.


Tu sentido más interno de ti mismo, tu sentido de quién eres, es inseparable de la quietud. Ése es el Yo Soy que es más profundo que el nombre y la forma


La quietud es tu naturaleza esencial. ¿Qué es la quietud? El espacio interno o conciencia en el que las palabras de esta página son percibidas y se convierten en pensamientos. Sin esa conciencia, no habría percepción, ni pensamientos, ni mundo.


Tú eres esa conciencia, disfrazada de persona.


El equivalente del ruido externo es el ruido interno del pensamiento. El equivalente del silencio externo es la quietud interna.


Cuando quiera que haya silencio a tu alrededor, escúchalo. Esto significa que, simplemente, has de darte cuenta de él. Préstale atención. Escuchar el silencio despierta la dimensión de quietud dentro de ti, porque sólo la quietud te permite ser consciente del silencio.


Observa que en el momento de darte cuenta del silencio que te rodea, no estás pensando. Eres consciente, pero no piensas.


Cuando te das cuenta del silencio, se produce inmediatamente ese estado de serena alerta interna. Estás presente. Has salido de miles de años de condicionamiento colectivo humano.


Mira un árbol, una flor, una planta. Deja que tu conciencia descanse en ellos. ¡Qué quietud manifiestan, qué profundamente enraizados están en el Ser! Permite que la naturaleza te enseñe la quietud.


Cuando miras un árbol y percibes su quietud, tú mismo te aquietas. Conectas con él a un nivel muy profundo. Te sientes unido a cualquier cosa que percibes en y a través de la quietud.

Sentir tu unidad de ti mismo con todas las cosas es verdadero amor.


Eckhart Tolle

21 comentarios:

Shanty dijo...

Me gusta mucho Tolle, es un mìstico consumado y sus enseñanzas, supremas.

Un gran abrazo.

@Patrulich dijo...

Qué preciosas palabras!
Me han transmitido mucha paz, y una preciosa sensación de quietud.

Muchas gracias por compartirlo, querida Silvia.
Un beso enorme :)

luna dijo...

Querida Silvia, me encantó la reflexión de Tolle, pués te transmite mucha paz, pero a veces me pregunto a mi misma ¿porqué tienes esa quietud? de que deriva?puede ser de soledad? de desamor? de desesperanza? de saber que en la vida ya lo ha echo todo?o simplementes en la paz que te conlleva cuando tiene a Dios en tu vida?.Creo que ésto último es lo que me lleva a la quietud y al sentimiento.

Besitos

Luna

Marysol dijo...

Cuando miras un árbol o un ser humano desde la quietud, ¿quién está mirando? Algo más profundo que la persona. La conciencia está mirando a su creación. En la Biblia se dice que Dios creó el mundo y vio que era bueno. Eso es lo que ves cuando miras sin pensamiento, desde la quietud.

Besos, querida Silvia, desde mi quietud.

Virginia Giussani dijo...

No sé... La palabra "quietud" me remite a algo quieto, sin movimiento, y la existencia es permanente movimiento. Mi conciencia emocional, en su estado más profundo me permite y me invita, sin escándalos, a ser hoja cuando el árbol me llama. A ser ola cuando el mar se estremece. A ser lágrima cuando otros ojos lloran. A enredarme en la piel de otras manos que acarician. El fuego, el aire y la tierra habitan en mi y con ellos convivo sin que me hagan daño. Para mí esa es la paz, la conciencia profunda de recibir la vida desde sus múltiples rostros y que no me devore.
Un abrazo

Silvia García dijo...

Coincidimos Shanty con lo que dices respecto a Tolle, yo he aprendido muchísimo con él.
Un abrazo

Silvia García dijo...

Querida Patru
Paz es lo que me trasmite este hombre cada vez que lo escucho, y lo hago mucho tiempo, tengo sus audiolibros cargados en mi Mp3, así que te imaginás, camino y lo escucho,lo escucho....
Un beso

Silvia García dijo...

Hola Lunita
Que bueno esas preguntas que te haces, que me haces.
Para mí, y como dices tú, es porque tengo a Dios en mi vida.
Enhorabuena
Besitos

Silvia García dijo...

Querida Marysol
Me gusta el cambio en tu perfil, se te ve bien en tu mesa de trabajo.

En cuanto a la reflexión que me dejas, me gustó esto de "La conciencia está mirando a su creación" tu conciencia, mi conciencia, la conciencia del universo, una sola cosa.
Un abrazo desde mi quietud

Silvia García dijo...

Hola Virginia
En un punto estoy de acuerdo contigo en el sentido de que la vida, la existencia, es movimiento.
El tema es que cada vez somos más los seres que tenemos la conciencia emocional quebrada, que siendo hoja no permanecemos en el árbol, sino que un huracán nos arrastra, siendo ola un tsunami nos convierte en asesinos, siendo lágrima o caricia, el apego nos destruye.
Claro que el fuego la tierra y el aire conviven con nosotros, pero todos estamos preparados para que no nos haga daño?
Todos estamos preparados para recibir esos múltiples rostros de la vida y que esta no nos devore??
Creo que solo en el silencio y en la quietud, es como se puede volver a encontrar la paz, y contactar con nuestra profunda conciencia.
Un abrazo

A.Dulac dijo...

Cuando somos capaces de sonreir ante el silencio es por que hemos logrado nuestro equilibrio emocional y seremos pues capaces de valorar lo que nos rodea sintiéndonos parte de un todo y desearemos oir la quietud del movimiento armónico que es la melodía del universo,un biquiño.A.Dulac

Silvia García dijo...

A.Dulac
Me decías que compartías conmigo en el post anterior.
Yo comparto contigo en esto que dices, oir la quietud.
Solo a través del silencio y en esa quietud profunda percibiremos la melodía del Universo.
Un biquiño. (Que lindo suena esta palabra!!)

J. Marcos B. dijo...

"Hay un mago dentro de cada uno de nosotros, un mago que lo ve y lo sabe todo..." Leí palabras bonitas por aquí! Muy bonito blog.
Lei todo Eckhart Tolle, y todo esta muy bien...nada que añadir, o si, Aplicarlo a nuestras vidas...

Un abrazo zen.

MarianGardi dijo...

A mi me encanta el silencio.
Estar dentro d ela quietud como si estuviera aún en mi placenta, o será que estoy en la placenta de mi futura mamá?
Besos y gracias por tu comentario en mi blog

Maria Jesús dijo...

Yo también me encuentro en un momento de mi vida donde me recreo en la quietud y mi silencio. Sin embargo, también estoy viviendo un momento pletórico de felicidad y te deseo lo mismo.

Solcito dijo...

Que hermosa reflexión... Tengo que leer más de Tolle...
Hace tiempo que no consigo esa quietud...

Un beso!!

Maria Durga dijo...

Querida Silvia, ayer pasé por aquí, hice un comentario, pero no se que sucedió y lo volví a repetir por si acaso, aún así, creo que no lo has recibido.

Pues eso, que me gustó mucho este escrito, que me transmite paz y armonía y que te agradezco en el alma que lo hayas compartido. Es un gozo pasar por aquí, es un gozo.

Abrazos infinitos

Maria

Maria Durga dijo...

Gracias Silvia. Buen fin de semana

Abrazos desde el alma

Maria

@ngelito dijo...

Hola Silvia, ya estoy terminando unos de sus últimos libros y poco a poco voy encontrando esa quietud que todos deberíamos encontrar para vivir plenamente en el presente.

Por cierto, no se si conoces a Krishnamurti. Te dejo un enlace para que veas algo de él. Es buenísimo, mejor dicho, era, porque falleció.

http://www.youtube.com/watch?v=am4ePdY9kxg&feature=related

Un beso Silvia.

Silvia García dijo...

Hola Elio
Un placer recibirte en mi espacio.
agradezco además tus palabras tan lindas y el enlace de tu amiga, ya lo visitaré y también a tí
Un abrazo

Silvia García dijo...

Hola Angelito
Me alegro mucho que de a poco vayas logrando esa quietud, cuesta pero se puede, yo lo mismo.
En cuanto a Krishnamurti, claro que lo conozco, en mis épocas de Instructorados de Yoga leíamos mucho sobre él, tenía pensado en alguno de estos días publicar algo acerca de sus pensamientos.
Un abrazo y gracias por el enlace