21 ago. 2010

LA MENTE DIAMANTINA


Esta luz nítida, esta naturaleza luminosa, es la raíz última de todas las mentes; siempre indestructible, siempre inmutable como un diamante.

Nuestra mente básica es esencialmente pura, naturalmente exenta de problemas desde el principio.

Pura desde el principio y dotada de una naturaleza espontánea, esta mente diamantina es la base de todo desarrollo espiritual.

La mente diamantina, aunque genera numerosas concepciones buenas y malas, como deseo, odio y perplejidad, está libre de contaminacion de estas corrupciones, como el cielo que se extiende al otro lado de las nubes.

El agua puede estar extremadamente sucia, pero su naturaleza permanece limpia.

De igual modo, por muchas emociones nocivas que genere esta mente diamantina y por muy poderosas que sean, la mente básica permanece inmune a la corrupción; es buena de principio a fin.


Los siete pasos hacia el amor
Dalai Lama

13 comentarios:

Adriana Alba dijo...

Excelente Silvia.

El diamante es fuerte y transparente, trabajemos para que éstos atributos forjen nuestra mente.

Gracias, Buen Fin de Semana!

Adolfo Payés dijo...

Gracias por compartir este maravilloso post.

Un abrazo
saludos fraternos..

Que disfrutes del fin de semana...

Ana Moreno dijo...

La realidad última de la propia naturaleza.

patricia dijo...

deliciosa sensación generan estas palabras luminosas, qué precioso, gracias amiga!
un beso grande!

MarianGardi dijo...

Que maravilla de cosas nos cuenta el Dalai Lama!!
Me identifico con este escrito!!
Un abrazo diamantino Silvia

Alimontero dijo...

Querida Silvia, he necesitado algo de tiempo. sin presiones ni apremios. Bajar un poco el ritmo.
Hoy estoy aquí leyéndote, disfrutando los siete pasos del Dalai Lama...

Un gran abrazo amiga....
Ali

SEISITO dijo...

Bello,y bueno de principio a fin.
Silvia un abrazo con cariño puro como el agua.

thot dijo...

No termino de entender esto...pero si lo dice el Dalai...
Un beso!!

V de Tierra dijo...

Es bueno saber que poseemos esta mente pura, esta mente diamantina..en este mundo que todo lo corroe... un saludo!

Conchi dijo...

¿Eso es lo mismo que decir que "todo el mundo es bueno"? A veces nos cuesta creernos esta afirmación: "la mente básica (¿la diamantina?) permanece inmune a la corrupción". No sé, me cuesta creerlo...
Quizás yo sea muy materialista, amiga, o quizás sea que estoy pasando por un momento en mi vida que ya pocas cosas me creo. Pero sigo diciendo que "no sé"...

Te mando un gran abrazo lleno de agradecimiento por tus entradas que me ayudan a pensar.

Conchi

María Jesús Verdú dijo...

Precioso, como siempre. Paso a dejarte un cordial saludo

A.Dulac dijo...

El ser humano es un diamante en bruto que se pule con la vida y dependiendo del giro que cada uno adopte su talla será sublime o una chapuza, pero siempre será un diamante.
Biquiños de A.Dulac

luna dijo...

Precioso lo que dice Dalai Lama,pero a veces la mente nos puede dar una mala jugada Silvia,hacer o decir una cosa que tu no querias hacerlo o decirlo, la mente es algo que nunca sabremos descrubrir ni conocer

besitos

luna