6 nov. 2010

MI JARDIN

Una de las mejores cosas que me ocurrieron en mi nueva vida de jubilada es tener la posibilidad de tener un pequeño jardín.

Realmente creo no hay nada tan agradable y positivo como trabajar en él.

Les dejo este trozo del libro: Mujeres que corren con los lobos - Clarissa P. Estés

El jardín es una conexión concreta con la vida y la muerte.

Cualquier cosa que le pueda ocurrir a un jardín le puede ocurrir también al alma y a la psique:
demasiada agua, demasiado poca, plagas, tormentas, invaciones, milagros, muerte de las raices, renacimiento, beneficios, curación, florecimiento, recompensas, belleza.

En el jardín aprendemos a dejar que los pensamientos, las ideas, las preferencias, los deseos, e incluso los amores vivan y mueran.

Plantamos, arrancamos, enterramos, secamos semillas, las sembramos, las mojamos , las cuidamos y cosechamos.

El jardín es una práctica de meditación en cuyo transcurso vemos cuando es preciso que algo muera.

En el jardín se puede ver llegar el momento tanto de la fructificación como de la muerte.

En el jardín nos movemos no CONTRA sino CON las inhalaciones y las exalaciones de una más vasta naturaleza salvaje.





12 comentarios:

Ricardo Miñana dijo...

Es relajante pasear por un hermoso jardin,
te queda muy bonita la poesia.
un placer pasar a leerte.
feliz semana.

Alimontero dijo...

Querida Silvia...hace un año atrás que nos conocimos...bellos recuerdos tengo de ese encuentro y te envío las imágenes... están preciosas!! estaba segura de habértelas enviado... que vergüenza...jajajajaj!

Esta entrada tuya me regocija y toca todas mis fibras.....si hasta reconozco a mi jardín como parte de mi familia.. ah! y que en casa lo saben...;-) si señor!!
por eso cuando suelo ausentarme hago todo un ritual pidiendo permiso para ausentarme....sé de sus necesidades, sus misterios, cuándo mas tierra o menos abono, de excesos de agua...como yo, cuando sufro de retención de líquidos...es porque a ellas les falta....esa conexión tengo con mi jardín y con mis dos mascotas... Negroso y Noris.....estar en contacto con estas otras especies...a veces me hace sentir mas humana....

He trabajado con Clarissa Pinkola con mujeres y es un trabajo fuerte y potente... me identifico mucho con ella y su fuerza....;-)

Gracias querida amiga por tus palabras en mi blog....
Agradezco tu cercanía y ese cariño que es recíproco...

un gran abrazo en reiki,

Ali

MarianGardi dijo...

Cuanta razón y faltó decir lo de arrancar las malas hierbas.
Fíjate que a la tierra le llaman el jardín de los dioses porque cultivan las mejores flores.
Me ha gustado ver este serie de analogías.
Un abrazo con Amor Silvia, yo también tengo un pequeño jardín en Granada y me gusta cuidarlo.

Conchi dijo...

Silvia, me gustó mucha esta entrada, tienes toda la razón. Me recordaste a mi padre, él amaba su jardín. Yo también me paso horas con mis plantas.
Amiga, disfruta del tuyo todo lo que puedas y más y que cada vez tengas más energía positiva.
Un abrazo
Conchi

Deepak Gopy dijo...

Beautiful blog.

luna dijo...

Querida Silvia, sientes lo mismo que yo, adoro a los jardines,las plantas, las flores y sobre todo la belleza de la naturaleza y la belleza del espíritu.

Me he apuntado a clases de ioga pero tadavía no me han dado plaza ya que esta muy solicitada y las dá una monja de 83 años ¿que te parece lo jóven que está que se atreve con las clases ja, ja, ja?

besitos

maria

María Jesús Verdú dijo...

Yo tengo un jardín y te aseguro que es un pedazo de paraíso en la tierra

LOLI dijo...

No se me ha dado bien las plantas...si hasta un cactus se me muere!!!
Últimamente no se si porque ya me encuentro mejor conmigo misma ,estoy consiguiendo mantener vivas mis 8 plantas y que orgullosa me siento de mi misma,jajajaja.

Gracias por esta entrada pues me siento mas unida a ellas.

Un besazo.

irene rios perez dijo...

Hola es la primera vez que paso por tu blog.A mí me encantaría tener un jardín , y como de momento no puede ser , me conformaré con mis letras.
Seguiré pasando por aquí.Un saludo.

MAR dijo...

Me siento completamente identificada contigo, amo mi jardin, meter las manos en la tierra, regar, siempre me gusto pero ahora en los cuarenta y tantos me gusta mucho más!!!
Un abrazo grande para ti y rosas blancas cultivadas por mi, de mi jardín.
mar

Steki dijo...

Qué lindo, Silvia! Me alegra que así sea.
Yo no tengo un jardín pero tengo muchas plantas dentro de mi casa. Todo el que llega me dice que se siente una buena energía. Me gusta darme cuenta de que siente mi energía en mis cosas.
Un beso grande y feliz semana!

A.Dulac dijo...

Buena reflexión, me gustan los jardines y las plantas con sus aromas y formas porque en todo ello hay belleza y paz.
En estes días tan duros de un otoño que más bien parece invierno me he sentido feliz de ver florecer uno de mis rosales aunque no sea normal, es una tontería pero sonrio sólo con verlas.
Un biquiño de A.Dulac