24 jul. 2009

EL BUEN COMBATE


El buen combate es aquel emprendido porque nuestro corazón lo pide.
En épocas heroicas, en tiempos de los caballeros andantes, esto era fácil; había mucha tierra por conquistar y mucho por hacer.
Hoy día, sin embargo, el mundo ha cambiado mucho y el Buen Combate se desplazó de los campos de batalla al interior de nosotros mismos.
El Buen Combate es aquel entablado en nombre de nuestros sueños, cuando explotan dentro de nosotros con todo su vigor en la juventud, tenemos mucho coraje pero todavía no hemos aprendido a luchar.
Después de mucho esfuerzo, hemos aprendido a luchar, pero ya no tenemos el mismo coraje para combatir.
Por eso nos volvemos contra nosotros mismos y pasamos a ser nuestro peor enemigo.
Decimos que nuestros sueños eran infantiles, difíciles de realizar o fruto de nuestra ignorancia de las realidades de la vida.
Matamos nuestros sueños porque tenemos miedo de entablar el Buen Combate.
El primer síntoma de que estamos matando nuestros sueños es la
FALTA DE TIEMPO.
Las personas más ocupadas que he conocido en la vida siempre tenían tiempo para todo.
Los que nada hacían estaban siempre cansados, no conseguían realizar el poco trabajo que tenían y se quejaban constantemente de que el día era demasiado corto.
En verdad, tenían miedo de enfrentarse con el Buen Combate.
El segundo síntoma de la muerte de nuestros sueños son NUESTRAS CERTEZAS .
Porque no queremos considerar la vida como una gran aventura para ser vivida.
Pasamos a juzgarnos sabios, justos, correctos en lo poco que pedimos de la existencia.
Miramos más alla de las murallas y escuchamos el ruido de lanzas que se rompen, el olor de sudor y pólvora, las grandes caídas y las miradas sedientas de conquistas de los guerreros.
Pero nunca notamos la alegría, la inmensa alegría que está en el corazón de quién está luchando, porque para ellos no importan la victoria ni la derrota, importa sólo participar en el Buen Combate.
Finalmente, el tercer síntoma de la muerte de nuestros sueños es LA PAZ.
La vida pasa a ser una tarde de domingo, sin pedirnos cosas importantes y sin exigirnos más de lo que queremos dar.
Creemos entonces que ya estamos maduros; abandonamos las fantasías de la infancia y conseguimos realizarnos personal y profesionalmente.
Nos sorprendemos cuando alguien de nuestra edad dice que quiere todavía esto ó aquello de la vida.
Pero en verdad, en lo último de nuestro corazón, sabemos que lo que ocurrió fue que renunciamos a luchar por nuestros sueños, a entablar el Buen Combate.



Cuando renunciamos a nuestros sueños y encontramos la paz, tenemos un pequeño período de tranquilidad.
Pero los sueños muertos comienzan a pudrirse dentro de nosotros é infectan todo el ambiente en que vivimos.
Empezamos a ser crueles con los que nos rodean y finalmente pasamos a dirigir esta crueldad contra nosotros mismos.
Surgen la enfermedades y las psicosis.
Lo que queríamos evitar en el combate – la decepción y la derrota – pasa a ser el único legado de nuestra cobardía.
Y llega un bello día en que los sueños muertos y podridos vuelven el aire tan difícil de respirar que pasamos a desear la muerte, la muerte que nos libere de NUESTRAS CERTEZAS, de NUESTRAS OCUPACIONES y de aquella terrible PAZ de las tardes de domingo.



El peregrino
Pablo Coelho






21 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué te diré, mi fuerza es aun mucha sigo luchando contra todo y contra todos, mi felicidad y la de los míos está sobre todas las cosas, eso no cambia, nunca me rendiré aun estado en el lecho de muerte.

Haz lo mismo no te derrotes a ti misma.

Un abrazo

Olga i Carles dijo...

No hay combate sin voluntad, siendo esta la que utiliza el buen guerrero!

M@R dijo...

HOLA,,,
NO HAY QUE RENDIRSE NI RENUNCIAR, HAY QUE LUCHAR Y GANAR,,,
Y SI LA CAUSA ES JUSTA, BUENA, EL TRIUNFO ES POSITIVO,,,

ABRAZOS,,,

Carmen dijo...

¡Hola Silvia! Encantada de conocerte,me gusta mucho tu blog y el post está muy interesante.Los sueños los ideales son la savia de la vida por ellos hay que dar siempre el buen combate.

Quiero obsequiarte un premio;puedes pasar por mi blog momentos, un abrazo,

Carmen

Sergio dijo...

Mi querida Silvia luchar es ley de la vida, quien desiste está perdido, cada lugar y cada pequeño logro es producto de nuestra lucha, nunca dejes de luchar.

Eres adorable

Victor Montufar dijo...

Nunca hay que rendirnos, el combate es un valor al cual nunca podemos renunciar.
Muchos abrazos Silvia
Vic,

SEISITO dijo...

Hola Silvia preciosa, hay mucha verdad en tus palabras, pero creo que no es mi caso soy muy optimista y tengo mucha paciencia y esos dones me han ayudado a tener un buen pasar en la vida y lo se por que tengo dos buenos hijos y sanos, digo sanos de mente, sin trancas ni rencores.Y perdona que sea autoreferente.Pero TIEMPO, y AMOR es lo que necesitan nuestros jovenes y niños.
UN ABRAZO APRETADITO

Silvia García dijo...

Anónimo, gracias por tus palabras, aunque me hubiese gustado más saber tu nombre.
Como tú, nunca me rendiré, creo que la lucha es lo que nos mantiene vivos, fuertes y amorosos.
Un abrazo

Silvia García dijo...

Olga, gracias por tu comentario.
No lo hago en el tuyo por una cuestión de idiomas, me cuesta mucho el tema de la traducción.
Y estoy de acuerdo contigo, sin voluntad no hay combate.
Un beso

Silvia García dijo...

M@r, siempre, siempre. Abrazos...

Silvia García dijo...

Carmen, yo también estoy encantada de conocerte, me parece muy lindo tu blog, y me encanta la foto de tu perfil, esas flores, el pajarillo y el color rosa, me pueden.
Nunca dejemos que los ideales y los sueños nos abandonen, como dices, son la savia de la vida.
Un abrazo y nos vemos.
Silvia

Silvia García dijo...

Hola Sergio!!!
Gracias por tus palabras tan dulces. No creo merecerlas.
Cada sueño, cada pequeño logro es producto de nuestra lucha,nuestra fé y nuestra voluntad.
Gracias por estar ahí.
Un abrazo
Silvia

Silvia García dijo...

Hola Vic, Hoy estoy felíz porque parece que todos mis amigos más queridos se juntaron para venir a visitarme.
Gracias por tus palabras
Un abrazo
Silvia

Silvia García dijo...

Seisito, querida mía, que lindo es leerte, coincido en lo que dices, sanos de mente, y después agregas, TIEMPO, AMOR Y UN ABRAZO APRETADITO.
Quién se resiste a esa receta???.
Un abrazote inmenso desde el otro lado de la cordillera.
Silvia

la estrella que me da mucha luz dijo...

VENCER, DERROTAR, COMBATIR, LUCHAR,ENEMIGO, CONTRA, ETC, ETC,.Estos terminos señalan la ACTITUD que adoptamos con lo que deseamos MODIFICAR.En el area de la salud este tipo de actitud convierte a nuestro propio organismo en un verdadero . CAMPO de BATALLA. ¿será necesaria esta actitud o podemos encontrar otras posibilidades?


un abrazo,dora

~~ ♥ Luci ♥ ~~ dijo...

Querida Silvia... no creo en la casualidad, y menos hoy, que leo tu post en el momento en que más necesitaba hacerlo.
Hoy sé que QUIERO VIVIR! y no renunciaré a mis sueños... aunque haya días en que el desánimo me gane.
Ya te contaré mis sueños, personalmente, querida amiga.

Un placer visitarte, siempre :)
Besos enormes.

Silvia García dijo...

Mi querida Hermana/amiga
Creo que todas estas palabras son en realidad simbólicas, si bien es cierto tenemos nuestras luchas internas, nuestras batallas con el ego, con el resentimiento, para lograr nuestros sueños, por eso las enfermedades, físicas y de las otras.
Claro que tenemos otras posibilidades, otras "palabras" para librar el Buen Combate, como hablábamos con Seisito.
COMPRENSION, ACEPTACION,COMPASION, PERDON Y MUCHO, MUCHO AMOR.
Te mando un abrazo
Silvia

Silvia García dijo...

Luci, querida amiga.
A quién no le pasa?
A veces el desánimo, el temor al fracaso nos pone mal, nos hace sentir miedo.
Pero debemos RESISTIR, porque después pasa y vuelve a nosotros este deseo enorme que irrumpe con fuerzas en nuestro interior, QUIERO VIVIR.
Yo también te contaré los míos.
Un abrazo
Silvia

Patricia dijo...

Que hermoso texto, me encanta leer Paolo Coelho, es un gran escritor! gracias por compartir.
saludos, me encanto tu blog.

A.Dulac dijo...

Lo que has escrito tiene una verdad tan cierta que comentarlo es ...perder el tiempo pero,si lo escuchamos en nuestro interior y despertamos es ganar la propia vida.
Me alegran tus visitas y comentarios amiga mía,gracias por ambas cosas.Un biquiño de A.Dulac

ISISDALETH dijo...

Hola Silvia, hermosa reflexión, es que como Cohelo no hay, tiene un idioma mágico para expresar la vida.
saludos.