10 jul. 2009

LA PAZ DEL CORAZON….....PARTE DOS


Toda acción, Corazón mío, que no tenga por miras a Dios amorosísimo, vale tanto como la siembra en el agua


Nada trasciende de ella, todo se quema en la constante hoguera de los siglos.
En efecto, los siglos son calderos de Dios, donde se convierten en cenizas los soberbios leños de nuestros egoísmos.
Quién vive para sí y no para Aquel, hace de la nada su heredera.

Para no condenar a nuestro siglo - ¡qué digo! , a nuestro milenio- bueno sería suponer que estamos aquí en tren de juego, como si fuéramos una especial clase de niños cósmicos.
Jugamos a que trabajamos, jugamos a que amamos, a que hacemos la guerra, a que creemos.

Trabajar no es hacer en fábricas o talleres.
Trabajar es trabajarme interiormente para que mi constante preocupación por salir de tanta incertidumbre termine por hacerme conquistador de mi develamiento y, por ende de mi felicidad imperecedera.

Trabajar es reintegrame, volverme íntegro, completarme o bien compactarme; no deben quedar espacios , no deben de haber vacíos en mí para que los llene la irrealidad, la fantasía, lo intrascendente cuyo techo es el tiempo y sus horas de hipócrita importancia.

Una hora, sí, es importante, cuando me acerco al centro de mí mismo: esa hora se torna parte de la eternidad, sale del tiempo, y se convierte en algo perenne; más...¿cuántas de ellas vivimos?

¡Ay! Somos suicidas espirituales, Corazón, y nos matamos a diario, poco a poco, accediendo a que el tiempo se agote sobre la negra tinta de la nada..

Pide a Dios misericordioso que te otorgue un poco de devoción por EL.



Ada Albrecht




11 comentarios:

Sergio dijo...

Hay Silvia me encuentro este post tuyo precisamente ahora que yo comento sobre la fe que a veces sentimos que la perdimos y en ese momento nos sentimos desamparados, tristes y solos.

Trabajamos mucho en nuestra vida y tienes razón el verdadero trabajo no lo hacemos con la misma entrega, lo dejamos para cuando haya tiempo y ese tiempo nunca llega y nos perdemos a nosotros mismos.

Muy acertado tu comentario.

Un abrazo y feliz fin de semana

Maria Durga dijo...

"Pide a Dios misericordioso que te otorgue un poco de devoción por EL."

Mi querida Silvia, es maraviloso y rotundo esto... todo es Don, todo lo es...

Precioso lo que compartes y muy útil y reflexivo.

Todo es Don...


Abrazos infinitos desde el alma

Maria

Victor Montufar dijo...

Silvia, estoy de regreso, vengo, te dejo un abrazo y mi eterno agradecimiento por seguir mi blog. Vic,

Helen Maran dijo...

Llegar a trabajar la positividad e estos momentos es muy importante en la Argentina y no sentirse desamparados y con miedo,envio mucha energia para ti Silvia y para toda la Argentina que tengan todos un buen fin de semana.

Shanty dijo...

La fé hay que alimentarla; sin ella nos movemos en la incertidumbre y desazón de espíritu.

Feliz domingo amiga, y un abrazo.

luna dijo...

Hola preciosa Silvia, que maravilloso es trabajar para uno mismo PARA NUESTRO INTERIOR, nos faltan muchas horas y tenemos muchos vacios que llenar y trabajarlos.No nos basta el trabajo material que hacemos diariamente y que nos aporta solamente dinero, sino el trabajo espiritual es el que nos aporta paz y felicidad y sobre todo amor hacia los demás este es un trabajo poderoso que nos llena,que nos fortalece que nos abre a la vida y nos lleva a la entrega de nosotros mismo sin pedir nada a cambio y nos hace entregarnos SIN MAS.

besitos

luna

PO.Bonito dibujo de Ernesto dale besitos de mi parte.

luna dijo...

Hola Silvia,Pepe que es mi marido ha abierto un blog que te interesara alli mostrara sus pinturas y acuarelas y sobre todo relatos ahora ha escrito un libro.

http://caoileiraenmirecuerdo.blogspot.com

besitos

luna

Dove dijo...

Querida Silvia, siéntete libre de participar o no en un bonito juego literario en el que yo he tomado parte. Yo me he llevado una gran sorpresa. A lo mejor tú también.
Besitos
Dove

A.Dulac dijo...

Paz en el corazón.-
Debe ser un proyecto ultrasecreto y que sólo unos privilegiados pueden poseer??,QUIZÁS SEA UN ARMA TERRORÍFICA Y HAY QUE DESTRUIRLA no vaya a ser que la humanidad viva en paz y se humanice.
¿no sería bello que el hombre fuera capaz de ser parte de un todo y crecer con ello?.Un abrazo para ti y buena semana de A.Dulac

Silvia García dijo...

Mis queridos amigos

Sergio
María Durga
Vic
Helen
Shanty
Luna
Dove
A. Dulac
Gracias, gracias por las palabras de todos y cada uno de ustedes.
Saber que están ahí, me ayuda a seguir por este camino de PAZ, AMOR Y FE.
Los quiero
Silvia

luna dijo...

Hola Silvia me equivoque al ponerte la dirección del blog de Pepe la correcta es:


http://capileiraenmirecuerdo.
blogspot.com

o bien buscalo por GOOGLE COMO CAPILEIRA EN MI RECUERDO.


besitos

luna