6 ene. 2012

NUESTRO (MI) MIEDO MAS PROFUNDO

Nuestro miedo más profundo no es creer que somos inadecuados.

Nuestro miedo más profundo es saber que somos poderosos más allá de la mesura.

Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que más nos asusta.

Nos preguntamos “¿Quién soy yo para sentirme brillante, atractivo, talentoso, fabuloso?”.

Pero, en realidad, ¿quién eres tú para no serlo?

Tú eres un niño de Dios.

Tu juego de ser insignificante no sirve al mundo.

No hay nada de iluminación en hacerte menos, con el fin de que otras personas no se sientan inseguras a tu alrededor.

Todos podemos brillar, tal como lo hacen los niños.

Todos nacimos para manifestar la Gloria de Dios que se encuentra en nuestro interior.

Esta gloria no está dentro de unos cuantos, está dentro de todos nosotros.

Y cuando permitimos que nuestra propia Luz brille, inconscientemente damos la oportunidad a otras personas de hacer lo mismo.

Conforme nos vamos liberando de nuestros miedos, nuestra presencia libera a otros automáticamente.

Marianne Williamson



11 comentarios:

Kata dijo...

"...Todos podemos brillar, tal como lo hacen los niños..."... de hecho, todos fuimos niños llenos de gloria e iluminación...


Un placer leerte y aprender desde aquí, como siempre Silvia!!!

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Gracias por compatir tan conmovedoras e inspiradoras palabras.

Me han hecho sentir mejor

MAR dijo...

Así es, que nada apague nuestra luz interior ni mate nuestro niño interno.
Mis abrazos como siempre con mucho cariño para ti.
mar

Adriana Alba dijo...

Un profundo texto querida Silvia.

El miedo paraliza.

Un fuerte abrazo.

Conchi dijo...

Profunda entrada, amiga, que no sçe cómo me había perdido. Pero aquí estoy.
¿Quién no ha tenido miedo alguna vez? ¿Quién no lo sigue teniendo? Yo quiero librarme de los míos y, si con ello, mi presencia puede liberar a otros, mucho mejor.
Me ha gustado lo de brillar como los niños.

Siempre aprendo algo cuando te visito.

Un abrazo muy grande
Conchi

Patricia dijo...

querida Slvi, todo el texto es maravilloso, pero la última frase es de una certeza tan contundente que llega a lo más profundo del Ser.

gracias por aportar Luz, querida amiga.

un abrazo fuerte.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

He venido a releer tan hermosas palabras y a llenarme de su luz

ËMy£iâ dijo...

TODE@S SILVI... TOD@S, SOMOS SERES LLENOS DE LUZ DESDE NUESTRO SABER SER COMO SERES RACIONALES Y POR SOBRE ELLO : COMO SERES HUMANOS.. COMPLEJOS PERO PLENOS DESDE EL SENTIMIENTO Y LOS AFECTOS.

Besoooo enorme AMIGA.

marga dijo...

No es nuestra oscuridad lo que más nos asusta porque muchas veces nos refugiamos en ella y no debería ser así...

¡Miles de abrazos!

Alimontero dijo...

Ahora que leía estas sabias y profundas palabras me acordé de otro de los grandes miedos amiga querida... al éxito, al dinero!!
Y cómo haré si me va bien? y que haré con el dinero??
Te lo comparto porque lo he sido testigo.

Siiii, hemos vivido siempre desde la carencia...entonces de pronto te ves llena de prosperidad: económica, social, laboral, familiar...y nos asustamos!!

y siempre ha estado ahi... esperando por cada uno de nosotros!

Gracias Silvia,

Ali

MarianGardi dijo...

Querida recuerda que desgraciadamente hay alguno desal-mados que se quedaron sin alma. Estos son irecuperables.
Se puede contagiar a una luz latente, no a los que perdieron el alma.
Un beso